Dr. Eduardo N. Imventarza

ESTRÉS Y HOMEOPATÍA

 El estrés puede ser definido como el proceso que se inicia ante un conjunto de demandas ambientales que recibe una persona, a las cuáles el organismo debe dar una respuesta adecuada. Cuando la demanda del ambiente (laboral, social, etc.) es excesiva frente a los recursos que se poseen, se van a desarrollar una serie de reacciones emocionales negativas (desagradables), de las cuáles las más importantes son: la ansiedad, la ira y la depresión. Estas reacciones emocionales, a su vez muchas veces derivan en enfermedades orgánicas, las cuales varían de acuerdo a la predisposición de cada individuo. Digestivas, cardíacas, pulmonares, neurológicas, etc

 Cuando el paciente llega a ver al especialista, de acuerdo al órgano afectado, la respuesta es más o menos así: “ Ud se enfermó como consecuencia del estrés” “Tome esta medicación para aliviar sus síntomas y evite el estrés” Si está muy estresado agregue este ansiolítico”

LA SALUD, para la Homeopatía no consiste simplemente en que desaparezcan los síntomas físicos, sino, fundamentalmente, estar libre de los conflictos internos que condicionan su vida.

Si alguien se enfermó por haber atravesado una situación de estrés, a menos que la situación haya sido extrema, como una situación traumática de guerra o una catástrofe, significa que ya había un grado de desarmonía previa que lo condicionaba a enfermarse

. El estrés sólo puso en evidencia esa situación

 Dice el Parágrafo nº9; Organón de la medicina. Dr. Samuel Hahnemann.

 

 “En el estado de salud, la energía vital que dinámicamente, anima el cuerpo material (organismo), gobierna con capacidad ilimitada y conserva todas las funciones vitales en perfecta armonía, tanto respecto a las sensaciones como a las funciones, de modo que el espíritu dotado de razón que reside en nosotros, puede emplear libremente estos instrumentos vivos y sanos para los más altos fines de nuestra existencia.” 


Para
la Homeopatía Unicista la persona es una unidad psicosomática. Cuando esa unidad está en un equilibrio armónico todo debe funcionar bien. Cuando la energía vital que rige esa unidad se desarmoniza empiezan a aparecer síntomas. Esta primera etapa comienza con sensaciones que se resumen con una frase: "Me siento "mal" Si van a ver un clínico este lo revisará cuidadosamente, pero no encontrará nada anormal, todos sus órganos están funcionando adecuadamente y los análisis no revelan nada, por lo tanto le aconseja: "Amigo mío, Ud. no tiene nada, descanse un poco más, evite las preocupaciones y el stress.

El médico Homeópata puede evaluar la posibilidad de curación de cada enfermo en particular. Es decir que dicha posibilidad no está dada por el diagnóstico de la enfermedad, sino por el grado de desarmonía vital.

Es importante entender que para la Verdadera Homeopatía Unicista Hahnemanniana las enfermedades no se separan en físicas, psíquicas, sino que, todas, absolutamente todas (salvo las traumáticas, por accidentes y las alteraciones genéticas) son psicosomáticas.

Cuando yo me enfermo, esto significa que una desarmonía interna, energética, es la causante de mi enfermedad. Esta desarmonía se va a manifestar primero a través de mi mente. Voy a estar más irritable, angustiado. Puedo, además, sentirme ansioso, vulnerable, desprotegido y consecuentemente, con distintos temores y hasta “pánico” de enfrentar la vida.

Si en esta etapa de mi enfermedad recibo el tratamiento homeopático Unicista adecuado y mi Homeópata tiene la posibilidad de encontrar mi remedio (Simillimum) no sólo irán desapareciendo mis trastornos psíquicos sino que tampoco tendré, en un futuro, problemas físicos de importancia.

Diego es un joven de 28 años, que a su edad ostenta un triste récord, el de haber recorrido casi la totalidad de especialidades médicas y psicológicas conocidas. La conclusión de este desgastante trayecto no es muy alentadora. El resumen de lo que le dijeron los profesionales a los que consultó es lo siguiente: "Sus trastornos son de origen psicosomático. Su tratamiento es a base de ansiolíticos y psicoterapia, la curación depende de usted".

Veamos por ejemplo el caso de Diego, quien  llegó a mi consultorio desalentado con este relato en octubre de 1.990. Me contó sobre sus taquicardias que lo llevaron a consultar varios cardiólogos, sus dolores de estómago que estudiaron los gastroenterólogos, su sensación de debilidad permanente que investigaron endocrinólogos y sus miedos, ansiedad y angustia que trata con su psicólogo.

El caso de Diego es común a los tantos que andan vagando sin rumbo por los distintos especialistas.

En lo único que coincidían los especialistas era en decirle que debe estresarse menos

La realidad es que él estaba enfermo hacía ya mucho tiempo, y que los trastornos orgánicos aparecieron porque no fue tratado adecuadamente.

El hombre se enfermó desde el centro, desde su energía vital, y la primera en detectar esta enfermedad es la mente, de allí la irritabilidad, la ansiedad, el miedo, etc ..

La Homeopatía Unicista mediante este enfoque totalizador tiene la posibilidad de curar a la persona desde el inicio y además, por consecuencia, evitarle los trastornos orgánicos posteriores.

Para entender qué son síntomas para la Homeopatía Unicista, retomemos el caso de Diego. En él se tuvieron en cuenta para llegar a su remedio curativo (Simillimum): muy afectuoso - celoso - se siente abandonado si no le dan el afecto que él espera y cuando él lo espera - miedo a los perros - miedo a la soledad - palpitaciones ,por miedo - deseos de pan con manteca transpiración maloliente en los pies y vértigo de altura.

Su Simillimum se llama Pulsatilla. Con eso consiguió la armonía que le devolvió la paz interior, además de cortar el circuito interminable por los distintos especialistas. 


Av. Rivadavia 6351 - Torre 1 - 4to. B - (1406 ) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Tel/Fax: (5411) 4633-4100 / (5411)4632-5171 | imventarza@hotmail.com

Diseño y Hosting > Sitio Express